martes, 13 de julio de 2010

Banalidades...


Cuando uno se da cuenta de las cosas, es demasiado tarde. Sí, es una cosa obvia, lógica, simplemente ley de murphy. Nos damos cuenta de todo aquello vivido, cuando te despiertas de ese sueño, o esa pesadilla. Y es que hay que joderse, que uno está inmerso en un recorrido de 9 meses, y en esos últimos días te hubiera gustado aprovechar más el tiempo con esas personas que has conocido hace poco, no obstante el tiempo, el poco tiempo que queda en la capital umbra, habrá que aprovecharlo, aunque sea con unos auriculares paseando por el centro y bailando esa canción que seguramente me recuerde a ti. Al final creo que fui tonto y elegí pulpo como animal de compañía, y eso que hacía demasiado tiempo que deseaba desconectar, pero bueno, tal vez la pereza me haya ganado en esta ocasión, pero... este es un simple punto y aparte.
Punto y aparte. Es muy duro cuando sospechas algo malo y se te confirma en el último momento, no es duro, es mucho peor. Aún así uno se alegra de que la confianza prima por encima de todo, a pesar de que ni mucho menos era el mejor momento para saber eso. Por lo demás, que comentar, las injusticias continuarán, para no variar, pero la verdad es que hay que darse con un canto en los dientes, más que nada porque dentro de lo malo, uno no lo tiene tan mal, además esa pequeña odisea aún no ha acabado. De momento aprovecharemos estos días que nos quedan por Italia, disfrutando de nuevo de los latifundistas y pequeños explotadores, aquellos que tienen una villa a las afueras de una gran ciudad, donde los campesinos trabajan... Faunacrinae de nuevo ;)

UmbriaJazz, Amigos, Despedidas, Cafés, Borracheras, Música, Bailes, Risas, Lloros, Picos, Palas, Comidas, Cenas, Barbacoas, Maletas, Viajes... Italian Job al fin y al cabo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario